La portavoz del Gobierno de España, María Jesús Montero, explicó que el fin del estado de alarma el próximo 9 de mayo supondrá el levantamiento de las medidas «generales» que, como el confinamiento nocturno, requieren este «paraguas» legal. En el caso de Cataluña esto significará que volverá la libre movilidad por todo el territorio entre las diez de la noche y las seis de la mañana.

Eso sí, ha defendido en una entrevista en RNE que, con el aval de los tribunales y amparándose en la legislación ordinaria, las comunidades autónomas podrán seguir tomando medidas para limitar la movilidad dentro de sus territorios, como ya se hizo el año pasado después del desconfinament.

Montero ha asegurado que sin el estado de alarma se acabarán «las medidas generales», «pero lo que no acabará nunca es la competencia que tienen las comunidades para delimitar cuáles son las medidas de seguridad que en su territorio se pueden poner en marcha «. «Esto es importante», añadió. A este respecto, ha defendido que «tanto la legislación ordinaria» como el «refuerzo» del Consejo interterritorial del sistema español de salud «lo permite, sin tener que recurrir al estado de alarma si no es imprescindible».

Montero dijo que los confinamientos perimetrales «podrían desaparecer dependiendo de la incidencia que exista en cada territorio», pero ha admitido que cada territorio puede «poner en marcha algún tipo de medida de restricción que entienda que es conveniente para que no se produzca un incremento en el número de contagios «.

En todo caso, aseguró que confían en que, gracias al aumento progresivo de la vacunación, no sea necesario volver a aplicar medidas que limiten los derechos fundamentales.