Imagen del Congost, pasando por Granollers

Este jueves 25 de marzo se ha presentado en Granollers el proyecto INTERLACE, un proyecto de cooperación internacional que pretende fortalecer la restauración de ecosistemas urbanos en la Unión Europea y América Latina. Granollers es una de las seis ciudades pilotos que participan en este proyecto junto Chemnitz (Alemania), el área metropolitana de Cracovia (Polonia), el área metropolitana del Corredor Biológico Interurbano María Aguilar (Costa Rica), Portoviejo (Ecuador) y Envigado (Colombia). En total, sin embargo, hay 20 socios de 11 países que participan en el proyecto, entre ellos, el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales (ICTA) de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Granollers dispondrá de 258.062,50 euros del presupuesto del proyecto para llevar a cabo actividades y pequeñas intervenciones en los principales ecosistemas urbanos del corredor social y ecológico del río Congost, teniendo presente las aportaciones del Foro participativo INTERLACE, un grupo de trabajo donde participarán diferentes actores de la ciudad.

El proceso participativo será gestionado por el «City Focal Point», un grupo de trabajo de técnicos municipales con tutorizados por el ICTA de la Universidad Autónoma de Barcelona. El foro principal de intercambio participativo del proyecto, el llamado «Foro INTERLACE», estará formado por una treintena de actores relevantes que trabajarán activamente para abordar los retos del proyecto a lo largo de sus 4 años de duración.

El ámbito prioritario de actuación será el parque fluvial y sus espacios cercanos, que también se beneficiará de intervenciones que optimicen la provisión de servicios ecosistémicos del parque fluvial del Congost, es decir, actuaciones que mejoren las funciones ecológicas de este espacio fluvial tan emblemático para la ciudad.

El concejal de Medio Ambiente, Albert Camps, explicó que éste es el 21º proyecto europeo en el que participa Granollers y ha afirmado que «estos proyectos nos dan la capacidad de aprender a reforzar las políticas y avanzar en ámbitos estratégicos como la naturaleza, el agua y la energía». El alcalde, Josep Mayoral, ha querido recordar que el conjunto de inversiones europeas ha hecho posible la transformación del río Congost y añadió el trabajo en red que ofrecen proyectos como éste «refuerzan la lectura permanente de nuestros espacios verdes, nos permiten contrastar y mejorar nuestro trabajo y trabajar en la promoción del verde urbano, la recuperación de espacios naturales y la educación de nuestros niños y jóvenes».

INTERLACE tiene un presupuesto total de 5.476.165 euros, está financiado por la Unión Europea dentro del programa Horizon 2020 y se centra en el potencial de la restauración ecológica para ayudar a resolver los retos a los que se enfrentan las ciudades, como el cambio climático, la salud y el bienestar de las personas, el desarrollo económico y la conservación de la naturaleza. Tal como ha explicado Sara Maestre, investigadora del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales (ICTA) de la Universidad Autónoma de Barcelona, ​​»la meta de INTERLACE es capacitar a las ciudades para que restauren y rehabiliten de forma eficaz los ecosistemas periurbanos con el objetivo de conseguir ciudades más habitables, Resilentes e inclusivas».

El proyecto tiene una duración de 48 meses, se alargará hasta septiembre de 2,024.