Francisco Barbachano
 Marzo de Estado de alarma,
 marzo de confinamiento: 
 fueron 98 los días, 
 o tres meses y 6 días:
 época de tormento
 y de enormes pesadillas.
  
 El que hoy es portavoz
 era entonces un experto; 
 Me refiero al doctor Simón
 el gran rey del desconcierto
 que, con el ministro Illa,
 ambos creaban canguelo.
  
 A las ocho de la tarde
 aplaudíamos sin freno;
 cantábamos en los balcones 
 de las ciudades y pueblos
 en pro de los sanitarios
 por su entrega y su esfuerzo.
  
 Un año ya ha transcurrido
 de aquellos trágicos eventos.
 Nos trastornaron a todos
 y lloramos nuestros muertos.
 Hoy, una luz de esperanza,
 parece que alumbra el cielo.
  
Francisco Barbachano