El grupo municipal de Mollet en Comú ha presentado al próximo pleno municipal de Mollet una propuesta con la finalidad de detener la instalación de una sala de bingo en el local de la antigua discoteca Teatre.


La formación, tras asesorarse jurídicamente sobre las vías posibles a seguir para lograr la paralización de los permisos a esta nueva actividad, ahora en trámite, presentará al pleno de Mollet una moción en las que se inste a una modificación puntual del POUM en la zona de la antigua discoteca, para restringir los usos previstos actualmente o los parámetros para la obtención de la licencia.
También se pide instar la aprobación de un Plan Especial Urbanístico de ordenación de las actividades de pública concurrencia con el objetivo de regular estas actividades adaptándose a la especificidad de la zona.
Finalmente en la moción instan a la revisión del «Plan municipal de prevención de consumos problemáticos y adicciones (sustancias y pantallas)» de Mollet, vigente por el período 2018-2021, para incorporar las adicciones al juego y las apuestas en el conjunto de acciones de sensibilización , con programas dirigidos especialmente para las personas jóvenes.

En su moción Mollet en Comú recuerda que el Pleno del Ayuntamiento de Mollet ya ha aprobado, por unanimidad, dos mociones donde se adquiría el compromiso de evitar la proliferación de las salas de juegos de apuestas. Una de Mollet en Comú de febrero de 2020, y el otra de Podemos Mollet, en noviembre de 2020.


«Las dos mociones que se aprobaron por unanimidad en el Pleno instaban o recomendaban que el gobierno municipal introdujera cambios en la normativa urbanística municipal para limitar este tipo de actividades por su nocividad, y en este momento, no se conoce que se haya iniciado ninguna acción en este sentido, a pesar de haberse puesto en marcha el procedimiento de redacción de un nuevo POUM», se comenta en el preámbulo de la moción.

La formación liderada por Marina Escribano defiende su posición afirmando que «este tipo de actividades promueven hábitos nocivos con efectos perversos para la salud de las personas», Y recuerdan que desde que el pasado mes se hizo público el trámite para construir el Bingo en la antigua discoteca se puso en marcha una oposición vecinal. «Más de 20 asociaciones y colectivos de la ciudad, que han mostrado su rechazo a la instalación de la actividad, entre otras razones por los riesgos a la salud y la proximidad a un centro escolar», se comenta.