El presidente de Renfe, Isaías Táboas, la directora de Cercanías de Cataluña, Mayte Castillo y la alcaldesa de Santa Perpètua, Isabel García, han visitado este viernes las obras de la estación de la R-8 que se construye a la altura de la Granja Soldevila, en Santa Perpètua de Mogoda. El presidente de Renfe ha explicado que los trabajos finalizarán en unas semanas pero después dependerá de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria cuando dé el visto bueno a todo el proyecto y expresó que la compañía ha «puesto una pieza en el proyecto de movilidad y conectividad «del eje de la riera de Caldes que impulsa el Ayuntamiento de Santa Perpètua. La visita de este viernes coincidió con la confirmación por parte del Comité Ejecutivo de la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) que propondrá al Consejo de Administración de este organismo la aprobación de la denominación de la nueva estación propuesta por la Ayuntamiento: Santa Perpètua de Mogoda Riera de Caldes.

La Unión Temporal de Empresas (UTE) de Contratas Vilor SL y Petrucci SA. es la encargada de las obras que suponen una inversión de 1.768.135 euros.

El proyecto de la nueva estación incluye un nuevo edificio de viajeros donde en la zona de vestíbulo se ubicará el Punto de Atención al Viajero, así como máquinas de autoventa y control de accesos; el paso inferior de conexión entre andenes; el recrecimiento, la repavimentación y los encaminamientos; los sistemas de información al viajero; la urbanización de accesos; ascensores y nuevas marquesinas.

La alcaldesa de Santa Perpètua, Isabel García, ha destacado el trabajo de Renfe y de las empresas adjudicatarias de la construcción para hacer esta estación «única» en este entorno de la red de cercanías y por «su integración paisajística». La alcaldesa ha indicado que el Ayuntamiento tiene proyectada la urbanización del Camino de la Granja Soldevila para conectar la nueva estación con la red de autobuses. También ha recordado que se reclama realizar un bypass, con desdoblamiento a una parte del trazado de la R3 para crear una estación intercambiador de la R3 y la R8 en la futura estación Santa Perpètua-Riera de Caldes. De esta manera se evitaría afectar el barrio de la Florida con el desdoblamiento de la línea de Vic. Por último pide nuevos intercambiadores a la línea R8 con otras líneas de cercanías y el aumento de la frecuencia de paso de trenes.

La nueva estación permitirá llegar a la Universidad Autónoma de Barcelona en cinco minutos y también dará servicio a los municipios del Eje de la Riera de Caldes que no disponen de servicio ferroviario. La línea de cercanías R8 entró en funcionamiento el mes de junio de 2011 y conecta el Barcelona con el Vallès y presta servicio a las estaciones de Martorell, Castellbisbal, Sant Cugat, Rubí, Cerdanyola Universitat, Mollet-Sant Fost, Montmeló y Granollers -Centro.

Isabel Garcia expresó que la nueva estación «es un proyecto estratégico para el entorno de la riera de Caldes» que cuenta con más de 87.000 habitantes, se localizan 42.000 puestos de trabajo y 32 polígonos de actividad económica con más de 1.000 empresas industriales.