Agentes de los Mossos del grupo de Investigación de la Policía de la Generalitat – Mossos de la comisaría de Granollers y de la Comisaría de distrito de Caldes de Montbui con la colaboración de Policía Local de Lliça d’Amunt detuvieron el día 26 de febrero dos hombres, uno de 27 años y nacionalidad española y uno de 21 años y de nacionalidad colombiana, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas y un delito de defraudación de fluido eléctrico.

La Policía Local de Lliçà d’Amunt informó a los Mossos que en una casa a cuatro vientos situada en una urbanización de la localidad hacía un fuerte olor a marihuana. Ante estos indicios, los investigadores de la comisaría de Granollers y de Caldes iniciaron una investigación que confirmó la existencia de una plantación de marihuana.

El día 25 de febrero, cuando los investigadores estaban haciendo vigilancias, encontraron dos hombres dentro la casa y fueron detenidos como presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas y un delito por defraudación de fluido eléctrico.

Al día siguiente, se llevó a cabo una entrada y registro en la vivienda y se localizó una la infraestructura para mantener una plantación de marihuana ilegal. También se intervinieron 6 sacos llenos de cogollos de marihuana preparados para su transporte, con un peso de 19 kg que tendrían un precio de mercado de 32.300 euros aproximadamente. Aparte, se comprobó que se había manipulado la conexión de los contadores en la red eléctrica, lo que había supuesto una defraudación del consumo de energía por valor de 34.000 euros.

La detención de los dos hombres quedó sin efecto y pendientes de juicio.

La investigación sigue abierta y no se descarta hacer más detenidos relacionados con estos hechos.