El brote de Covid-19 detectado hace una semana en la cárcel de Quatre Camins ya afecta a un centenar de internos, según los últimos datos facilitados por el Departamento de Justicia. Concretamente son 102, de los cuales 96 se han detectado en el módulo 4, que es el principal afectado y se encuentra confinado.

Al inicio del brote a se detectaron en este módulo 80 positivos pero un segunda PCR a los internos que habían dado negativo ha elevado la cifra de positivos hasta 96. También hay dos casos el módulo semiabierto, dos en el módulo 6, un el módulo 8 y otro en el módulo 3.

La mascarilla FFP2 es obligatoria para acceder al centro y se siguen haciendo pruebas diagnósticas. El 70% de los funcionarios están vacunados.