Mossos de la Unidad de Investigación de la comisaría de Rubí junto con el grupo de Fures de la Unidad de Seguridad Ciudadana detuvieron el 25 de febrero un hombre de 44 años, nacionalidad marroquí y vecino de Rubí por un delito contra la salud pública. El arrestado vendía la droga al por menor en su domicilio y por las cercanías.

La investigación se inició a raíz de múltiples llamadas al 112 informando que se estaba vendiendo cocaína en el barrio de Rubí Centro.

A raíz de estas informaciones, el grupo de Fures de la comisaría del Cuerpo de Mossos de Rubí, en coordinación con la Unidad de Investigación, el pasado mes de noviembre iniciaron gestiones policiales por la zona y pudieron relacionar un hombre , vecino de un piso del pasaje Llobateras, con estos hechos.

La investigación pudo determinar cómo este hombre recibía múltiples visitas tanto dentro de su piso como por los alrededores, y que estas transacciones se hacían rápidamente, las compras duraban pocos segundos, y el arrestado tomaba medidas de control para evitar ser detectado, buscaba espacios discretos para hacer el intercambio y controlaba y vigilaba el entorno constantemente.

El 25 de febrero, con la autorización del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 8 de Rubí, se llevó a cabo una entrada y registro en el domicilio del investigado y se procedió a su detención.

Como resultado de este dispositivo, los investigadores localizaron 41.405 euros en efectivo y 814 gramos de cocaína, repartida en tres paquetes y escondida en uno de los vehículos del investigado. También localizaron joyas, dos patinetes eléctricos, plásticos para envolver las dosis y una balanza de precisión.

El detenido pasó a disposición judicial el sábado 27 de febrero y el juez decretó su ingreso en prisión.