El Diario Oficial de la Generalidad (DGC) publica hoy la resolución del consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, de aprobación definitiva del Plan Específico de Movilidad del Vallès (PEMV) y su estudio ambiental estratégico, una vez completado el proceso de información pública y tramitación ambiental. Este Plan propone setenta actuaciones encaminadas a una movilidad más sostenible, eficiente y segura, con la promoción del transporte público y los modos no motorizados como piezas principales.

El Plan Específico de Movilidad del Vallès es fruto de un trabajo en el que han participado, además de la Generalitat, administraciones locales y comarcales, entes territoriales y sociales y también la ciudadanía. Las actuaciones propuestas tienen como objetivo favorecer la calidad, conectividad y equilibrio territorial del sistema, aumentar el uso del transporte público, reducir la congestión vial e incorporar las nuevas tecnologías en la gestión. Las propuestas, a ejecutar por parte de la Generalitat, el Estado y las administraciones locales, tienen como horizonte temporal el año 2026 y están valoradas en cerca de 2.500 millones de euros.

Después de un periodo de información pública, información institucional, informes preceptivos y tramitación ambiental que se inició hace apenas un año, el proceso ha culminado ahora con la aprobación definitiva del documento. Durante este periodo, el Departamento ha recibido y analizado 66 alegaciones, que incluían cerca de 800 propuestas o sugerencias concretas. Cerca de la mitad de las alegaciones presentadas corresponde a administraciones locales del Vallès Occidental y Oriental, y la otra mitad corresponde a entidades, instituciones, organizaciones, particulares y otras administraciones.

transporte ferroviario

Para la mejora del transporte ferroviario en el ámbito del Vallés, el PEMV propone actuaciones en infraestructuras y servicios, entre las que cabe destacar: la formación de un tramo de la línea orbital ferroviaria entre Sabadell y Granollers; la construcción de 10 nuevas estaciones (de las cuales 3 son intercambiadores); el incremento de frecuencias del R8 y la prolongación de la línea hasta Sant Celoni, por un lado, y hasta Vilafranca del Penedès, por otro.
Algunas propuestas han planteado la creación de nuevas estaciones ferroviarias adicionales a las incluidas en el Plan. Para dar respuesta, el Plan ha incorporado un nuevo estudio que evalúe la viabilidad técnica y funcional de estas posibles nuevas estaciones: Parc Taulí, Rambla-Gran Vía de Sabadell, Can Tabola, Can Salvatella y Montornès Norte

Por otra parte, el Plan recoge la prolongación de servicios del R1 hasta la UAB, el nuevo túnel de Montcada i Reixac, el desdoblamiento de la R3, la ejecución de nuevos aparcamientos en estaciones ferroviarias (park and ride) o el soterramiento de la R2 en Montcada i Reixac.

En cuanto a la construcción de parks and ride, el Plan ha recogido diversas propuestas recibidas, e incorpora nuevos emplazamientos, así como la remodelación o mejora de espacios existentes. De este modo, la red de aparcamientos propuesta amplía hasta aproximarse a una veintena. En los estudios posteriores que concreten cada una de estas actuaciones, habrá que analizar su viabilidad y rentabilidad para determinar su programación.

autobuses interurbanos

El PEMV prevé una mejora en la estructuración y la potenciación del modelo de red del transporte público por carretera interurbano. La propuesta integrada del Plan pretende mejorar las conexiones internas entre los ámbitos del Vallès y las relaciones con el entorno metropolitano y Barcelona. Así, el Plan apuesta por actuaciones como la implantación de varios corredores BRCAT, servicios de autobús acompañados de mejoras infraestructurales específicas, que permitan priorizar el paso para los buses.

La red BRCAT estará complementada con una red estructurante del Vallés, que acabará de conectar los polos secundarios. Ambas redes combinadas configurarán una red principal mallada que recorra los principales corredores y nodos del Vallès a modo de ejes verticales y horizontales. El resto de servicios interurbanos acabará de dar capilaridad en todo el territorio.

Los corredores BRCAT propuestos son: Caldes de Montbui – La Llagosta, Mollet del Vallés – Vall del Tenes, la Llagosta – UAB, Terrassa – Sabadell – Granollers, Sabadell – Castellar del Vallès, Cerdanyola – Barberà – Sabadell y Rubí / Sant Cugat – Cerdanyola . Paralelamente, el Plan incluye también el refuerzo de las líneas exprés.cat u otras mejoras de servicio, así como la construcción de una terminal de buses en la UAB.

red viaria

En cuanto a la red viaria, la ampliación de la capacidad de las vías de altas prestaciones como la C-58 (ya ejecutadas o en ejecución), la C-17 (algunas también en ejecución) y el corredor AP-7 / B-30, son algunas de las actuaciones previstas, así como la mejora de la accesibilidad, conectividad y capacidad de otros puntos que presentan congestión.

El PEMV incorpora la elaboración de un estudio de los efectos sobre la movilidad de la liberación de los peajes de la C-33 y la AP-7 prevista este año. Este estudio tratará sobre las consecuencias en la capacidad en los enlaces existentes, la previsión de nuevas medidas de mejora de conectividad de la red local, posibles medidas de pacificación y promoción de la movilidad sostenible en vías paralelas.

Asimismo, se incorporan estudios de velocidad variable para la mejora de gestión del tráfico en el corredor AP-7 / C-58 / C-33 y Bus VAO, con una propuesta de señalización que permita reducir los efectos de la congestión.

Para mejorar las comunicaciones transversales, se propone la formación de la ronda norte de los sistemas urbanos de Terrassa y Sabadell, el desdoblamiento de la B-124 entre Sabadell y Castellar del Vallès, en colaboración y coordinación entre todas las administraciones, especialmente los ayuntamientos implicados, con el objetivo principal de reciclar y optimizar las infraestructuras de movilidad existentes, preservar el máximo el territorio y liberar tráfico que hoy circula por el interior de los núcleos urbanos.

El Plan incluye un conjunto de mejoras puntuales en la red comarcal y, para sacar tráfico de paso de las travesías, la formación de variantes, o la realización de los enlaces de la C-16 con la BP-1503 y la C-1413a.


Movilidad a pie y en bicicleta

Para mejorar la cuota modal de la bicicleta, el PEMV prevé la ampliación de la red interurbana de itinerarios, priorizando los corredores con más demanda, la construcción de aparcamientos seguros para bicis en las estaciones ferroviarias y la mejora de la permeabilidad de infraestructuras viarias.

Durante el proceso de exposición pública, se han recogido varias propuestas de un incremento de la red ciclable, con una visión más acentuada de red y una mayor conectividad. Como resultado, el Plan aprobado incorpora 30 kilómetros más de vías ciclables y pasa de los 120 kilómetros nuevos previstos a 150. A pesar de que el Plan se centra en identificar las conexiones interurbanas ciclables, también tiene en cuenta que estos ejes tengan continuidad en la trama urbana .

Para potenciar el uso de la bicicleta y su complementariedad con el transporte público es importante la existencia de aparcamientos seguros en las estaciones de transporte público que mejoren la seguridad contra el robo de bicicletas. El PEMV propone la construcción de hasta 30 nuevos aparcamientos seguros de bicicleta en estaciones de transporte público.

Transporte de mercancías

Las principales propuestas del PEMV para mejorar el transporte de mercancías son la disminución del tráfico de paso de camiones por el Vallès gracias al desarrollo del Corredor ferroviario del Mediterráneo; el desarrollo de nuevas terminales intermodales de mercancías que permitan una mayor potenciación del uso del ferrocarril, en el caso del Vallès, la terminal de la Langosta; la promoción de la eficiencia y ambientalización de las flotas de transporte de mercancías; y la mejora de la circulación de vehículos pesados ​​en la red de alta capacidad