El próximo domingo 14 de febrero está previsto que se celebren las elecciones al Parlamento de Cataluña. El censo electoral indica que en estos comicios podrán votar un total de 44.009 granollerenses, una cifra que por primera vez supera los 44.000 electores, y que lo harán repartidos en 70 meses y 30 colegios electorales.

El alcalde Josep Mayoral; la concejala de Salud Pública, María de Mar Sánchez; y el regidor, Albert Camps, han explicado hoy en rueda de prensa como la ciudad se prepara para estos comicios. El alcalde ha destacado el esfuerzo que se está haciendo para complementar las medidas de seguridad y salud pública propuestas por la Generalitat y ha afirmado «ir un poco más allá para garantizar que ir votar sea seguro. Hemos extremado las medidas ». También ha agradecido el trabajo que, en este sentido, están haciendo los servicios municipales y la disponibilidad de las entidades probadas que prestan sus espacios como colegio electoral.

El concejal Albert Camps explicó que «la situación causada por la Covid-19 nos ha obligado a replantear algunos puestos de votación, que aparezcan nuevos locales y otros desaparezcan para intentar garantizar todas las normas de protección para las personas electoras y los miembros de las mesas ».

De este modo, la distribución de las mesas y los colegios presenta cambios significativos con motivo de la Covid-19. De este modo, hay 7 locales electorales, que se usaron para las últimos elecciones, que se han considerado no aptos para este proceso electoral: Instituto Marta Estrada, Local Municipal Granollers Norte, Centro de Salud Mental Benito Menni, antiguo Colegio Educem, escuela Mestres Montaña, Masía Tres Torres y escuela Juan Solans. Es por ello que se habilitan 7 nuevos colegios electorales: Archivo Comarcal del Vallès Oriental, Centro Cívico Jaume Oller, Centro Vallès, CTU-Roca Umbert, Escuela Jardí- Nexe Esportiu, Espacio Social Granollers y Pabellón Polideportivo de Can Bassa.

También hay 5 colegios electorales que, a pesar de continuar en el mismo edificio que en comicios anteriores, han modificado el espacio habitual destinado a las votaciones para tener más amplitud y más seguridad. Es el caso de la Escuela Municipal del Trabajo y el instituto Celestí Bellera, donde se votará en el gimnasio; el Pabellón del Congost, donde las votaciones se realizarán en las pistas; el Casino, donde se ha habilitado la Sala Joan Bretcha; y la Escuela Pia, donde las votaciones se harán en el comedor. Además, de estos cambios habrá locales que pasarán de tener 2 mesas a tener 3, otros que, por el contrario, pasan a tener menos mesas.

Todos los electores recibirán en su domicilio la tarjeta del INE donde se especifica a qué colegio y mesa hay que ir a votar. Esta información también se puede consultar, si se dispone de certificado electrónico, a través de la Sede Electrónica o se puede consultar telefónicamente en la OAC (93 842 66 10 o al 010).

Además, el concejal Albert Camps añadió que «pondremos todos los medios para informar a los vecinos y vecinas afectados por los cambios de mesas y colegios». Así está previsto que el 10 de febrero se distribuyan carteles en las entradas de las viviendas de las personas electoras afectadas por los cambios de colegios y mesas, el mismo día 14 habrá carteles en los locales que ya no son colegios electorales donde se indicará dónde hay que ir a votar.