La Policía Local de Ripollet ha recibido esta mañana más de una veintena de llamadas para comunicar desperfectos o alertar sobre peligros en la vía pública provocadas por el fuerte viento, como caída de cornisas, voladizos, elementos de las fachadas y señales de tráfico, según ha informado el Ayuntamiento. También se han recibido llamadas por vallas vuelcadas y la caída de ramas y árboles, como un en la plaza del Moli u otro en la calle de Magallanes. Aparte de los numerosos daños materiales, también se ha tenido que trasladar al Centre d’Urgències d’Atenció Pimària (CUAP) Cerdanyola-Ripollet a una mujer que se ha caído a causa del viento.

El 112 ha recibido durante la mañana de este viernes 312 llamadas, de las cuales una tercera parte han sido realizados desde el Vallès Occidental.

Protección Civil ha comunicado que mantiene la fase de alerta del Plan Especial de Emergencias por riesgo de viento Cataluña (VENTCAT). Según informó el Servicio Meteorológico de Cataluña, hasta la próxima madrugada seguirá soplando el viento de componente Oeste en la parte central de Cataluña y litoral de Tarragona y Barcelona. Las rachas máximas de viento pueden superar el umbral de 20 m / s.