La dirección de la multinacional textil Italco ha anunciado este jueves al comité de empresa su intención de cerrar la planta que tiene Sant Quirze del Vallès, con una plantilla de 246 trabajadores, aduciendo causas económicas. En un comunicado, CCOO ha rechazado esta decisión asegurando que Italco, que produce ropa de alta costura para la firma italiana Ermenegildo Zegna, «tiene futuro en Cataluña» y exige a la dirección un plan de futuro para la planta vallesana. También recuerda que la plantilla de Italco, integrada prácticamente por mujeres, «está muy preparada y ha demostrado sobradamente su capacidad y calidad de trabajo». En los últimos 15 años la planta de Italco en Sant Quirze había perdido casi 1.000 puestos de trabajo.

Por su parte, la dirección de la compañía ha informado, a través de otro comunicado, que está dispuesta a negociar con los trabajadores. También asegura que la decisión se ha tomado después «encadenar pérdidas durante los últimos tres años» en el contexto de una caída «drástica» de la demanda en los últimos cinco, principalmente en Europa pero también en América.

«La situación no muestra ninguna firma de mejora a corto plazo. La empresa ha hecho muchos esfuerzos previos para evitar llegar a esta situación, siempre de acuerdo con los representantes de la plantilla», añade la dirección.

También ha recordado que Italco ha trasladado producción «no asignada inicialmente» en España y que a finales del 2019 invirtió en equipamiento industrial. Con todo, Italco «se ve forzada a adoptar medidas adicionales en atención al difícil escenario actual».