La entidad vallesana FEMvallès, que agrupa a entidades empresariales, educativas, sindicales y de otro tipo de todo el Vallès y el Comisionado del Gobierno para el Corredor Mediterráneo, se reunieron ayer telemáticamente para compartir visiones sobre el futuro de la movilidad ferroviaria en el Vallès y en Cataluña. Se han tratado proyectos como la Central Intermodal de La Llagosta o el transporte de viajeros en la Alta Velocidad por el Corredor Mediterráneo. Ambas entidades han compartido un extenso diálogo donde han encontrado muchas complicidades en el planteamiento de infraestructuras de movilidad.

FEMvallès ha aprovechado el encuentro para reivindicar el papel de la futura Central Intermodal de La Llagosta, una central de mercancías que potenciará la economía del Vallès, donde se concentran el 30% de las industrias de Cataluña.

La asociación reclama que ADIF desarrolle los complementos de infraestructura necesarios, con el fin de conectar el espacio con el Corredor Mediterráneo lo antes posible. Con una mínima intervención en la vía se podría iniciar el tráfico de trenes de mercancías con ancho europeo aprovechando las infraestructuras existentes. La obra se podría llevar a cabo mientras se desarrolla la transformación del centro logístico y ferroviario.

Tanto FEMvallès como el Comisionado del Gobierno consideran que la Central Intermodal será uno de los polos de logística ferroviaria más importantes del sur de Europa. Desarrollará un importante papel en la reducción de emisiones de CO2 y en el abaratamiento de los costes de transporte de mercancías.

FEMvallès afirma que si hay voluntad, la Central puede terminarse en dos años.

La entidad vallesana aprovecha el comunicado para reivindicar la presencia de las entidades económicas vallesanas en el órgano de gobierno de la futura Central Intermodal.