El departamento de Salud de la Generalitat propone, a partir del próximo lunes, 23 de noviembre, que bares y restaurantes puedan abrir hasta las 5 de la tarde, con un 30% de aforo, tanto en las terrazas como en el interior. En este caso con buena ventilación natural o forzada, según ha avanzado El món a RAC1.

Esta emisora ha informado de que ha tenido acceso al plan de apertura progresiva de actividades del Departamento de Salud, pendiente de la aprobación del Procicat esta semana. A partir del próximo lunes, 23 de noviembre, Salud también propone que puedan abrir los equipamientos culturales de hasta 600 personas con un 50% de aforo. Esto incluye cines, salas de conciertos y museos, entre otros. También reabrirían los equipamientos deportivos al aire libre con un 50% de aforo.

Se mantiene el máximo de encuentros de seis personas, el toque de queda a las 10 de la noche, el confinamiento municipal de fin de semana y el perimetral de toda Cataluña, excepto por motivos justificados.