El pasado 25 de octubre alrededor de las 10 de la mañana, un buscador de setas alertó a los Mossos del hallazgo de un artefacto en la montaña de El Farell, en Caldes de Montbui. Se trataría de un obús de artillería de 75 mm y de unos 40 Kg de peso, que podría haber caído al Farell durante la Guerra Civil. La unidad de Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (TEDAX) de Girona se desplazó hasta la zona a requerimiento de los Mossos e hizo una detonación controlada en la cantera del Farell, donde también se desplazaron una dotación de Bomberos y del CEM. La detonación se produjo sin incidentes.

Cabe recordar que el pasado 4 de febrero de este mismo año en la montaña del Farell un vecino de Mollet que estaba buscando espárragos también encontró un proyectil. En aquel caso se trataba de una bomba de mortero del modelo Valero 81mm que pesaba 4 Kg de peso.