El 3er Congreso de Acústica de Cataluña celebrado esta semana en Sant Cugat ha destacado la importancia de las zonas urbanas tranquilas, como una herramienta de mejora de la calidad acústica de los municipios que pueden contribuir a la mejora de la salud, la red de los espacios verdes o la movilidad. Los Soundscapes, los espacios acústico urbanos, han sido objeto de debate, con estudios y ejemplos de estos espacios acústicos en Europa, de la mano de consultores acústicos y especialistas en arquitectura. Por otra parte, también se ha analizado nuestro patrimonio sonoro, sin descuidar los espacios de ruido provocados por el tráfico, el ocio o incluso las obras en la calle, y su afectación en la salud y los conflictos vecinales, de la mano de otorrinolaringólogos y psicólogos y también los agentes de los Mossos que han expuesto los delitos de contaminación acústica.

En el marco del año internacional del sonido este 2020, se ha querido destacar la importancia del sonido y de las ciencias y tecnologías relacionadas para ayudar en su concienciación.

La actual edición del Congreso de Acústica de Cataluña se ha celebrado el 14 y 15 de octubre en Sant Cugat del Vallès, en formato virtual y presencial. En el acto de clausura el concejal de Medio Ambiente y Espacios Verdes del Ayuntamiento de Granollers, Albert Camps ha recogido el relevo de la mano de Alba Gordó, concejala de Sostenibilidad y Comisionada para la Emergencia Climática del Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès. Albert Camps ha destacado que espera que la próxima edición del Congreso pueda hacerse de manera presencial.

El próximo Congreso de Acústica de Cataluña tendrá lugar en Granollers en abril de 2022. Será la cuarta edición, habiéndose celebrado anteriormente en Sabadell, Terrassa y Sant Cugat.