La empresa textil francesa Pimkie ha anunciado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 51 personas de las 60 que trabajan en su almacén logístico y en la administración de su centro de Montmeló.

La presentación de este ERE no se debe a la crisis de la pandemia de la COVID-19, según han explicado a Efe fuentes sindicales, sino a la decisión de la compañía de subcontratar la logística, que asumirá una empresa francesa.

Respecto a la administración, estas mismas fuentes han destacado que «se reducirá para apoyar a las tiendas de Pimkie en Cataluña».

De los 51 trabajadores a los que afectará el ERE, 46 trabajan en logística, mientras que los cinco restantes pertenecen a los servicios centrales.

Las nueve personas que, en principio, continuarán trabajando en Montmeló estarán destinadas en las áreas de contabilidad, aprovisionamiento y recursos humanos.

De momento, las fuentes sindicales han señalado que Pimkie no se ha planteado el cierre de ninguna de las cerca de 80 tiendas que tiene en España.

En 2019 Pimkie presentó otro ERE que afectó a 89 trabajadores y que afectó principalmente a personal de tienda, ya que se cerraron 16 establecimientos.