Espacio donde se construirá en el futuro el nuevo barrio de Mollet

Mollet mira al futuro con la creación de un nuevo barrio para la ciudad, El Calderí. Un importante proyecto de desarrollo urbano que permitirá dotar a la ciudad de nuevas zonas de equipamientos, impulsar la promoción de vivienda pública y fomentar la actividad económica y el empleo.El último pleno municipal antes de las vacaciones de verano dio un importante paso hacia adelante en este objetivo.

El pleno municipal de Mollet con los votos favorables de los grupos del PSC, Podemos y Ciudadanos aprobó provisionalmente la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Mollet en este ámbito. La propuesta aprobada tuvo la oposición de los concejales de Ara Mollet ERC MES y de Mollet en Comú, mientras que los ex-convergentes de Junts per Mollet se abstuvieron.

El barrio del Calderí, de unos 300.000 metros cuadrados, tendrá un 80% de espacios de uso público (equipamientos, viales, zonas verdes …) En total el espacio de zonas verdes será de unos 94.000 metros cuadrados y un total de 82.000 serán equipamientos (docentes, asistenciales, culturales, deportivos. Ambientales …)
La previsión de viviendas es de 1.329, de las que 849 serán viviendas libres y 480 protegidas. También hay 41.000 metros cuadrados de uso terciario, entre ellos el comercial.
La modificación puntual del Plan General del Calderí, que ya se hizo inicialmente el año pasado, se realiza a propuesta de la junta de Compensación del sector, donde el Consorcio de la Zona Franca es mayoritario. El impulso de este espacio tiene todos los informes favorables de los organismos que supervisan estos procedimientos.

Ahora el desarrollo de este espacio deja de estar en manos del Ayuntamiento de Mollet y se pasará ya a aprobación definitiva de la Comisión de Territorio de Cataluña.

Mireia Dionisio, concejala de Planificación, Gestión y Disciplina Urbanística, explicó que «después de muchos años por fin podemos decir que estamos a punto de finalizar la tramitación urbanística del Calderí. Estoy segura que supondrá una gran oportunidad para Mollet y que es una gran apuesta por el futuro de nuestra ciudad, con casi medio millar de viviendas de protección oficial, equipamientos públicos y zonas verdes». La concejala argumentó que la propuesta que llevaban a la aprobación del pleno municipal era «muy favorable para el Ayuntamiento», ya que recoge unas cifras de espacios públicos, de vivienda protegida, «por encima de lo que marca la ley» .

El PSC de Mollet, por su parte, criticó la postura contraria a este proyecto por parte de ERC y de los Comunes y lo calificó «de miopía política». «Su voto contrario a la aprobación provisional de la modificación del Plan General en el sector del Calderí, demuestra que son dos grupos ubicados en el frentismo permanente, sin ninguna propuesta alternativa y en el no por el no. Su único proyecto es la crítica a las propuestas del Gobierno de la ciudad, intentando frenar el desarrollo de la ciudad por cualquier medio «, decían en un comunicado.