El último informe del Impacto de la Covid-19 en Santa Perpètua del Observatorio Socioeconómico municipal muestra datos preocupantes: se han detectado 37 nuevos casos positivos de la enfermedad en este municipio entre los días 12 y 19 de julio. También durante la última semana se han incrementado en 142 el número de casos sospechosos, lo que supone un incremento del 71,1%. Se trata del repunte de casos más elevado desde los momentos álgidos de la epidemia el pasado mes de marzo.

Ante estos datos, el Comité de Emergencia municipal, presidido por la alcaldesa, Isabel García, ha decidido suspender el acto de homenaje para este viernes 24 de julio, realizar de manera telemática el acto sobre las alegaciones al Plan de Movilidad del Vallès, previsto para este miércoles y no autorizar la Fiesta del Cordero.

De los 37 nuevos positivos, 11 han sido a partir de test PCR y 26 con test rápido. El pico de más detecciones se produjo entre los días 15 y17 de julio, con 31 casos. Así, a fecha 19 de julio, en Santa Perpètua hay 186 casos acumulados positivos de Covid-19 y otros 1.270 de sospechosos, desde el inicio de la pandemia. De los 186 positivos, el 58,6% son mujeres y un 41,4%, hombres. Respecto del total de casos (positivos y sospechosos), la incidencia del virus también se observa entre la población femenina con un 57,1% de casos de mujeres y un 42,9% de hombres.

La alcaldesa de Santa Perpètua, Isabel García, lamentó estos datos y ha pedido responsabilidad a la ciudadanía porque «el virus continúa entre nosotros y muy activo». La primera edil también ha criticado que el Gobierno de la Generalidad no lleve a cabo una política clara y coherente con las restricciones decretadas para frenar el avance de la Covid-19. Isabel Garcia también ha denunciado incoherencias como que se cierren museos y actividades culturales, donde el aforo realmente sí está controlado, y se mantengan abiertos espacios de socialización que congregan aglomeraciones de personas como las playas o se recomiende el empleo al 50% en terrazas y bares. «Los municipios no tenemos las competencias para decretar las medidas que a día de hoy se están evidenciando necesarias para continuar luchando contra la pandemia», indicó la alcaldesa que ha añadido que «el gobierno de la Generalitat debe ser valiente y tomar decisiones claras para controlar y revertir esta situación. Los datos aconsejan extender las restricciones a toda la región sanitaria de Barcelona para ser efectivos «.

El período más intenso de la enfermedad en Santa perpètua se produjo entre el 19 y el 28 de marzo cuando se detectaron un total de 60 positivos. Desde entonces, la tendencia había ido a la baja aunque con pequeños repuntes. Desde el 1 de mayo, se habían experimentado semanas de estabilidad hasta la semana pasada. «Es posible que este incremento tenga relación con el relajamiento de las medidas de prevención y el incremento de la movilidad», apunta el Observatorio que añade que «si tenemos en cuenta que el período de incubación de la enfermedad antes de mostrar sintomatología es de unos 15 días, es bastante probable que la transmisión del virus tuviera lugar alrededor de la verbena de Sant Joan y a finales del mes de junio, debido al incremento del contacto social intrafamiliar, entre otros motivos «.

Si se comparan los datos con la Región Sanitaria de Barcelona (RSB), que incluye las metropolitanas norte y sur, además de la de Barcelona ciudad, y el conjunto de Cataluña, en Santa Perpètua el número de casos positivos por cada 100.000 habitantes es bastante menor, pero si se marca como referencia el día 11 de julio, el repunte registrado se sitúa en el 24,8%, cifra que triplica el crecimiento registrado en la RSB, con un 8,6%, y de Cataluña, con un 8,5% de incremento.

El informe también apunta que Santa Perpètua tiene una tasa bruta de positivos de 73,1 casos por cada 100.000 habitantes, 39 menos que el valor de la Región Sanitaria de Barcelona y 34 casos menos que en el conjunto del país. En cuanto a la tasa estandarizada, el valor de Santa Perpètua es de 78,37 casos por cada 100.000 habitantes y se sitúa 18,3 puntos por debajo de la Región Sanitaria Metropolitana Norte y 27,5 casos menos que de la región sanitaria del Baix Vallès, según detalla el estudio.