El cadáver de una persona fue localizada el miércoles en un almacén abandonado de la calle Sant Josep de Sant Celoni. Según informó el diario digital La Vila, el cadáver fue descubierto después de que una llamada anónima alertara de su presencia. El cadáver, según ha trascendido, no presentaba signos de violencia.

La persona muerta – parece que podría llevar allí cierto tiempo- no ha podido ser identificada todavía y los Mossos han abierto una investigación para determinar tanto su identidad como las causas de la muerte.