La Guardia Civil ha desarticulado tres organizaciones criminales dedicadas al cultivo y tráfico de marihuana, ha desmantelado cuatro plantaciones para su producción localizadas en Torrelles de Llobregat, Barberá del Vallés y Sant Fruitós de Bages y ha detenido a seis personas por la presunta comisión de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

Como resultado de estas operaciones han resultado desarticuladas las tres organizaciones criminales que habían diseñado y puesto en funcionamiento cuatro plantaciones hidropónicas tipo ‘indoor’, interviniendo en sus registros 3.735 plantas de marihuana, 367 esquejes y 70 kg de droga ya procesada y dispuesta para su venta.

Las seis personas detenidas son de nacionalidad española, serbia y montenegrina y vecinos de Torrelles de Llobregat, Sant Fruitós de Bages y Barcelona y se les imputa la presunta comisión de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico. Se estima por parte de la compañía eléctrica que se ha defraudado un total de 308.088 kw, utilizados para suministrar la energía a la instalación eléctrica de las plantaciones de marihuana.

En el desarrollo de estas operaciones han colaborado con la Guardia Civil las Policías ocales de Sant Fruitós del Vallés y de Torrelles de Llobregat