Espacio preparado para el vis a vis

Los nueve centros penitenciarios de Cataluña, entre ellos la prisión de jóvenes y el centro de adultos de Quatre Camins, en La Roca del Vallès, prevén permitir de nuevo los vis a vis a partir del próximo lunes, siempre que todas las regiones sanitarias estén en fases 2 o 3, tal y como propone el Departamento de Salud. Se trata de las visitas íntimas con las parejas sentimentales, las visitas familiares con un máximo de cuatro personas y las visitas de convivencia con la pareja e hijos de hasta 10 años. Son las comunicaciones que quedaron suspendidas el pasado 13 de marzo para evitar la propagación del coronavirus en las cárceles.

Para minimizar el riesgo de contagio entre internos y profesionales, según ha informado el Departament de Justícia, todos los centros están siendo equipados con cámaras térmicas y pistolas para el control de temperatura a distancia. Los visitantes pasarán por estos controles en los accesos, y se les facilitarán guantes y mascarillas de uso obligatorio.

Las prisiones también recuperan de manera progresiva la entrada de entidades colaboradoras externas de voluntariado y de las diferentes confesiones religiosas, interrumpida desde el comienzo de la pandemia.

Hasta ahora, las únicas comunicaciones presenciales que se habían reanudado han sido las que tienen lugar en los locutorios de vidrio, y con limitaciones. Actualmente sólo acceden dos personas por cabina, en lugar de las cuatro permitidas habitualmente, y se espacian las visitas para facilitar su limpieza después de cada comunicación. También se han acondicionado los espacios donde las familias esperan para acceder a las comunicaciones y para entregar paquetes, con señalización para facilitar el distanciamiento social.

El Plan de desconfinament de las cárceles prevé, en la última fase, la recuperación de las salidas programadas y los permisos ordinarios. Este paso se prevé para finales de junio.