Francisco Barbachano
Siempre digo lo que pienso
sea del tema que sea.
Ya sé que eso és un defecto
y que algún enemigo crea.
No me importa; pero duele,
que eso no se comprenda.
 
Me gustaría un montón
tratándose de un experto,
que el ilustre doctor Simón
evitase el desconcierto
sin someterse a Illa:
un diez en apoltronamiento.
 
Es una barbaridad
ver a Illa tan contento
dirigiendo la Sanidad
sin ningún conocimiento;
pero, lo grave en verdad,
és el Amén del experto.
 
Fernando, doctor Simón,
es obvio que és un experto;
aunque hay quien asegura
que son impropios sus hechos:
demasiados titubeos,
y mucho politiqueo.
 
Francisco Barbachano