El mercado de Granollers de este jueves 4 de junio incorporará 21 paradas no alimentarias (ropa, complementos, menaje del hogar, zapatos …) que se instalarán en la plaza de Can Comas y en un tramo de la calle Príncipe de Viana. De esta manera se sumarán a las 71 paradas de alimentación que ya formaban parte del mercado y que se mantendrán en la avenida del Parque y en las plazas Barangé y Pau Casals.

Para acceder al ámbito de Can Comas, se han establecido dos entradas, una en la esquina de la calle de Sant Jaume con la calle Aníbal y una segunda en la esquina de la calle Moli con la calle Menéndez Pelayo. El aforo en este espacio será como máximo de 100 personas.

La incorporación de las nuevas paradas no alimentarias, se ha hecho mediante sorteo público.

Esta nueva ubicación provisional para las paradas no alimentarias se debe a la necesidad de cumplir las condiciones de seguridad necesarias: tener delimitado el perímetro del mercado, controlar el aforo y distanciamiento entre paradas. Se trata de medidas marcadas por el Plan para la transición hacia una nueva normalidad del Ministerio de Sanidad y la Dirección General de Protección Civil del Departamento de Interior de la Generalidad.

Como es habitual en estas últimas ediciones del mercado, técnicos municipales gestionarán la afluencia de gente en el mercado. Recordemos que la avenida del Parque estará cortada al tráfico, entre las 5 y las 14 horas, aproximadamente, aunque se garantiza la entrada y salida de vehículos a la estación de autobuses. El horario de venta al público es de 9 a 13.30 h y hay un horario preferente para personas mayores de 65 años, de 9 a 10 h.

Los compradores deben cumplir una serie de medidas higiénicas: mantener la distancia de seguridad de 2 m entre personas; no tocar los productos alimenticios; pagar con tarjeta bancaria, si es posible; y llevar mascarillas. En cuanto a los paradistas, es obligatorio el uso de guantes y mascarillas y las paradas deben tener entre ellas una distancia frontal de 6 metros.