Roberto Giménez

Hace unos años escribí un libro inédito sobre el genial libro del  Quadern Gris titulado LA AMARGA SONRISA DE  JOSEP PLA que el dietario empieza con el cierre de la Universidad Central (el escritor estudiaba Derecho) cuando el gobierno decidió suspender el curso académico de 1918 a causa de la mal llamada fiebre ‘española’ bautizada por el grupo estadounidense Hearst, el protagonista de la película Ciudadano Kane que lo críticos dicen que es la mejor de la Historia de Orson Wells. Ese grupo tenía tirria a España.

La pandemia actual ha popularizado la gripe de 1918 que provocó más muertos que La Gran Guerra (cuarenta millones, doscientos mil en esa España de entonces…)

Ese desastre  humano y material fue el origen de la II Guerra Mundial, tras la venganza aliada en el Tratado  de Versalles pero esta historia del mal nacido año 2020 no tiene que ver con una guerra porque las balas no suenan, son invisibles: matan menos pero el derrumbe económico será mayor. La crisis de 2008 es un aperitivo de la que nos caerá a España e Italia (Francia y Alemania tienen más musculo económico).

El desafino general encabezado por el mal nacido Donald Trump hay que sumarle la Orquesta del gobierno de un PSOE socialdemócrata que se ha fisionado con la banda del neo comunista de Pablo (sin) Iglesias que han formado la ‘tormenta perfecta’ que me pone de los nervios que nos acalora, independiente de éste atípico año maldito.

No estoy de acuerdo con calificar al cínico jefe de PODEMOS  como hijo de un terrorista, aunque lo sea, pero no es responsable de que lo que hecho sus padres, aunque a la vista que lo han contaminado,  cuando abre la boca se retrata por eso maldigo la memoria de Albert Rivera porque ha destruido la posibilidad de un gobierno nacional…

No me gusta el gobierno ni la oposición (la semana pasada dije  que los actuales políticos son de tercera división, ni siquiera de segunda), el PP compite con VOX, envidio a Portugal, Alemania, el Reino Unido y hasta Francia…

Roberto Giménez