Grifols sigue apostando por la comarca

Grifols invertirá al menos 130 millones de euros en la construcción de la nueva planta de producción en Lliçà de Vall para impulsar el crecimiento de la división ‘Bioscience’, especializada en la producción de medicamentos derivados del plasma. A parte, la farmacéutica también tiene previsto ampliar la capacidad productiva, de investigación y logística de la división ‘Diagnostic’, centrada en la medicina de transfusión.

Las instalaciones estarán ubicadas en una parcela de más de 47.000 metros cuadrados en una zona contigua al polígono industrial Levante de Parets del Vallés, donde Grifols concentra gran parte de su producción. La compra del terreno se ha formalizado este viernes, aunque la empresa había previsto inicialmente cerrar el acuerdo en 2018.
 
La adquisición está incluida en el plan de inversiones de capital para el periodo 2018-2022, dotado con 1.400 millones de euros a escala global, tal y como ha informado la multinacional catalana a través de un comunicado.

Según el vicepresidente responsable de las instalaciones de la compañía, Ricard Bronchud, «la compra del terreno forma parte del compromiso de Grifols con la inversión local y de generar empleo cualificado en el territorio».

Hoy día, la plantilla de la farmacéutica en el Vallès Oriental supera los 3.500 trabajadores. Por otra parte, las nuevas instalaciones permitirán «dar respuesta al crecimiento de la empresa durante los próximos años» mientras el grupo «está atento a nuevas oportunidades de expansión que puedan surgir», añadió el directivo.