La Policía Municipal de Mollet del Vallés ha evitado un nuevo presunto intento de ocupación ilegal de un inmueble de la ciudad. Los hechos se produjeron el pasado jueves cuando, gracias a la colaboración ciudadana, una patrulla se presentó en la vivienda y comprobó que no vivía nadie y que se había manipulado la cerradura de la puerta.

Tras comprobar que el piso estaba vacío y de informar a su propietario y a la comunidad de vecinos de cuál era la situación, los agentes identificaron una persona estacionada con su vehículo en las proximidades del inmueble que estaba esperando a alguien para que le abriera el piso, previo pago de una cantidad de dinero, y ocupar el piso. La policía hizo las diligencias por daños y ocupación de vivienda en grado de tentativa.

La Policía Municipal recuerda que este modo de empleo de pisos, previo pago, «es una metodología muy utilizada en todo el territorio. La hacen personas y grupos que viven de estas acciones y que se aprovechan de la necesidades de los demás. Actúan de manera premeditada y se distribuyen como pequeñas organizaciones mafiosas».

Esta no es la primera vez que se impide la ocupación de un inmueble en Mollet. Recientemente, en colaboración con los Mossos, la Policía Municipal evitó otra. En ese caso se identificaron a tres personas.

Ante estas situaciones, el Ayuntamiento de Mollet agradece la colaboración ciudadana para evitar cualquier tipo de delito de ocupaciones ilegales organizadas por mafias en la ciudad.