El gobierno de Mollet destinará más de 1,5 millones de euros a rescatar familias y empresas de la ciudad. Esta cifra se destinará, específicamente, para ayudar a paliar los efectos de la pandemia del Covid-19 en Mollet, independientemente de las políticas o los recursos que puedan venir de otras administraciones. Se beneficiarán más de 11.000 familias y más de 1.000 comercios y servicios de la ciudad.

Como primera fase del Plan, en el pleno extraordinario de este viernes se aprobará una modificación presupuestaria de más de medio millón de euros.


El alcalde de Mollet del Vallés, Josep Monràs, ha explicado que «este Plan es una continuación de todas las medidas que se han ido aprobado desde que comenzó el estado de alarma.» Y ha añadido que «desde el Ayuntamiento pondremos todos los recursos que estén a nuestro alcance para no dejar a nadie atrás, especialmente las personas y las familias más vulnerables, así como el sector comercial y de servicios».


LAS AYUDAS

El plan incluye ayudas directas de hasta 250 euros, como un ingreso extra puntual, a las familias, en función de sus ingresos, que se hayan visto afectadas económicamente por la Covid-19

También el incremento de los supuestos de subvención del IBI para ampliar el número de personas destinatarias de esta ayuda municipal y el incremento de los supuestos de la subvención municipal por el pago del alquiler pasando de 100 a 150 euros de ayuda teniendo en cuenta sólo el criterio de renta y sacando el tope de la edad, para ampliar el número de personas destinatarias, y se establecerá un nuevo supuesto para proteger a las personas que han sido afectadas económicamente por Covid-19.

Mollet establecerá una ayuda complementaria con las ayudas de alquiler que pueda sacar la Generalitat y el Estado por el mismo concepto, de hasta 150 € / mes, y la cifra estará en función del otorgamiento de la Generalitat / Estado hasta complementar como máximo el importe de alquiler mensual.

Para los comerciantes habrá una ayuda de 200 euros al comercio y servicios locales si su actividad ha sido cerrada durante el estado de alarma, y ​​de 100 euros si se trata de una actividad no suspendida y no esencial que haya visto reducido sus ingresos en 50%.

El Ayuntamiento también eximirá a bares y restaurantes de la tasa de ocupación de mesas y sillas, para el resto del año 2020 y de la tasa de recogida de residuos comerciales para el resto del año en todos los comercios.

 También se comprometen a incrementar la contratación de personas en el plan de empleo municipal y a dar ayudas al sector empresarial para la contratación de personas en paro, entre otros.

Otra particularidad del Plan es la creación de una oficina para canalizar todas las consultas o peticiones de información que este Plan pueda generar. La oficina contará con un personal específico y un teléfono directo para consultas.