Granollers ya ha podido repartir a domicilio las tarjetas monedero que ha emitido la Generalidad de Cataluña para garantizar la continuidad de las becas comedor cerca de 1.500 alumnos vulnerables de Granollers. Las tarjetas llegaron el lunes al Consejo Comarcal del Vallès Oriental y, a continuación, personal de Servicios Sociales del Ayuntamiento las asignó a cada alumno. Asimismo, un segundo equipo, ha ido llamando a las 820 familias beneficiarias para explicar el funcionamiento de esta tarjeta, de manera que cuando se lleva a domicilio, no se expone a la persona que las reparte. Este reparto lo está haciendo personal de Servicios sociales y de otros servicios municipales que se han prestado voluntarios. Cada tarjeta tiene un saldo de 40 euros, importe que corresponde a cuatro euros por niño y día, para cubrir las comidas desde que se cerraron las escuelas. Las tarjetas se utilizarán para comprar comida y se pueden utilizar en cualquier tienda de comestibles. Si el estado de alarma se alarga, la Generalitat recargará automáticamente el saldo de la tarjeta. Para cualquier incidencia relacionada con estas tarjetas puede llamar al teléfono 93 842 66 65.

Por otra parte, los Servicios Sociales municipales están haciendo seguimiento telefónico a familias vulnerables y personas mayores, en esta situación de confinamiento. En cuanto al servicio de teleasistencia, se están produciendo altas del servicio, especialmente debido a la situación que estamos viviendo. En lugar de instalarlos los aparatos de teleasistencia en los hogares, se les ofrece el servicio a través de una línea 900. Las teleasistencias cofinanciadas por el Ayuntamiento de Granollers son unas 1.400.

Además también se están atendiendo las 42 nuevas peticiones del servicio de comidas a domicilio a personas que no eran usuarias de servicios sociales pero que por razón de su situación actual han pedido el servicio.

Tanto con el servicio de ayuda a domicilio como con el de comidas se ha podido dar respuesta a las personas usuarias que iban antes a los centros de día, ahora cerrados.

Por otra parte, cada lunes se reparten lotes de comida a domicilio a personas vulnerables que no pueden desplazarse en el almacén del Ciprés y / o que no tienen recursos. De momento ya se han entregado una treintena de estos lotes, que preparan personal voluntario del Ciprés y que reparten personal municipal. Por otra parte Cruz Roja también está suministrando comida precocinada a personas que lo necesitan y se pueden desplazar a buscarlo. De esta manera se están atendiendo a las personas más vulnerables, después de que el comedor social del Ciprés ha tenido que cerrar porque la mayor parte de su personal voluntario eran, por su edad, personas de riesgo en esta situación de pandemia.