Las instalaciones de la Clínica del Carme de la Mutua de Granollers, acogen, desde este miércoles, las pacientes de obstetricia y neonatología de la comarca y todas las urgencias pediátricas del Hospital General de Granollers. La razón de estos traslado, según comunicó ayer el Hospital de Granollers, es liberar espacios al edifico principal para poder ampliar los espacios de atención a los enfermos por coronavirus.

La Clínica del Carme ofrece pues los servicios de partos, cesareas, neonatología y todos los servicios de urgencias y hospitalización pediátrica.

La Mutua se puso hace unos días a disposición de las autoridades sanitarias para cubrir las necesidades asistenciales de la comarca. «La Mutua, como no puede ser de otra forma, continuará colaborando con el CatSalut y reorganizará sus servicios de acuerdo con las necesidades del momento», dicen desde la institución sanitaria.