La Policía Municipal de Mollet del Vallés ha comenzado a imponer las primeras sanciones a establecimientos y por saltarse las medidas decretadas por el gobierno para hacer frente a la expansión del coronavirus. «La Policía Municipal también actuará sobre aquellas personas que se salten las medidas decretadas y rompan o salten los precintos que se han colocado en diferentes espacios abiertos de la ciudad», explican desde el ente local.

Desde este domingo, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, las policías municipales y los Mossos, ya han comenzado a imponer sanciones a establecimientos que abran sin estar autorizados para ello ya todo aquellos que se salten las medidas establecidas, tales como romper o saltar precintos, hacer prácticas deportivas al aire libre o salir a la calle sin una causa justificada.

Por todo ello, el Ayuntamiento de Mollet sigue pidiendo la colaboración ciudadana y que la gente siga las recomendaciones quedándose en casa y que sólo salga en los casos permitidos por el decreto establecido por el gobierno español.

Así, el Ayuntamiento pide calma, sentido común y agradece la colaboración ciudadana.