La cámara conectada con la policía local está en pruebas

Canovelles ya ha empezado a hacer las pruebas de la cámara de videovigilancia que se ubicará la intersección de la calle de la Riera con la calle de la Acequia. La instalación de este dispositivo pretende reforzar la seguridad en la vía pública, evitar hechos incívicos y delictivos gracias a la capacidad disuasiva de las cámaras, y dotar de herramientas a la Policía Local, que podrá recibir la señal en directo.

No será la única. Canovelles prevé ampliar el número de dispositivos de videovigilancia instalando cerca de una treintena de cámaras: la mitad con lector de matrículas, que permitan controlar el acceso de vehículos al municipio, y quince cámaras más situadas en puntos estratégicos que permitan controlar y reducir los vertidos de desechos de gran volumen y muebles viejos en las calles de Canovelles.

En unas semanas, informa el Ayuntamiento de Canovelles, la cámara de la calle de la Riera funcionará de forma permanente, las 24 horas del día, enviando señal en directo mediante un equipo inalámbrico que conectará el aparato en la torre de telecomunicaciones de la comisaría de la Policía Local de Canovelles. El dispositivo ofrecerá imágenes de la calle de la Acequia y de la calle de la Riera. Además, y tal como prevé la normativa vigente, la Policía Local almacenará las imágenes grabadas durante un período de 30 días.

Una vez realizadas las pruebas técnicas pertinentes, se prevé que el dispositivo esté en pleno funcionamiento en breve. Para ello, el Ayuntamiento de Canovelles queda a la espera de recibir la aprobación por parte de la Comisión de Control de Dispositivos de Videovigilancia (CCDVC), el órgano consultivo y de control de la instalación y uso de cámaras de videovigilancia por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad en la vía pública. De hecho, una vez finalizadas las pruebas, la cámara será retirada y no se colocará de nuevo hasta que se obtenga el permiso de la comisión y se pueda poner en funcionamiento.