Vecinos de los municipios de Sant Pere y Sant Antoni de Vilamajor han constituido una plataforma para rechazar la apertura de una residencia de inserción laboral para menores extranjeros no acompañados (MENA) en Sant Pere.

La Plataforma Vecinal Vilamajor considera que el emplazamiento escogido, que se encuentra cerca del único instituto del municipio, no es adecuado, teme que puedan surgir conflictos entre los estudiantes y alerta que la localidad no dispone de policía propia.

Asimismo, la asociación recuerda que el municipio tiene un carácter residencial y que no dispone de comercios, empresas o cultivos donde los menores inmigrantes puedan trabajar, y lamenta que el gobierno local no haya actuado de manera “transparente” con la población.

En este sentido, la plataforma asegura que en la sesión informativa que el ejecutivo local llevo a cabo el pasado 11 de febrero “no se aclaró nada, se divagó y no se respondieron a preguntas importantes”.

Desde el colectivo aseguran que les mueve el “sentido común” e invitan a todos los ciudadanos que estén sensibilizados con el tema que se integren. “No se dan las condiciones idóneas para un arraigo y un desarrollo con calidad para estos jóvenes”, afirman.

Este miércoles por la tarde se celebra una segunda jornada informativa organizada por la entidad Vilamajor Acull, un encuentro en el que se ha invitado a la Generalitat de Catalunya, el gobierno local, la entidad Eduvic, mentores y representantes de los Mossos d’Esquadra.