Mossos del grupo de Delincuencia Urbana de la Policía de la Generalitat – Mossos de la comisaría de Mollet junto con agentes de la Policía Local de Sant Fost de Campsentelles detuvieron el día 20 de febrero a tres hombres de 53, 49 y 46 años, y de nacionalidad albanesa y un hombre de 42 años y de nacionalidad española, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas y un delito por defraudación de fluido eléctrico.

Los hechos se produjeron alrededor de las 20.00 horas cuando agentes de la Policía Local de Sant Fost de Campsentelles recibieron una llamada de unos testigos que alertaban que habían visto unos hombres saltando el muro perimetral de una casa donde podrían estar robando.

Mientras la patrulla de policía local se dirigía al lugar de los hechos alertaron a los mozos. Una patrulla de paisano del grupo de delincuencia Urbana se desplazó al lugar y constataron que la puerta de la casa estaba abierta y que se sentía un fuerte olor a marihuana. En ese mismo momento, salieron cuatro hombres que fueron sorprendidos por los agentes, los detuvieron y los identificaron.

Mientras los agentes entraron en el interior de la casa con el fin de localizar otras personas y descubrieron una plantación de marihuana «indoor» en diferentes estancias del sótano y del primer piso. La instalación eléctrica para mantener el cultivo estaba manipulada.

La posterior entrada y registro permitió intervenir 900 plantas de marihuana y desmantelar toda la infraestructura, consistente en más de 30 transformadores, aparatos de aire acondicionado y lámparas.

Los cuatro hombres identificados quedaron detenidos por un delito contra la salud publica.

El día 22 de febrero los detenidos pasaron a disposición del juzgado de guardia de Granollers quien decretó libertad con cargos para los cuatro.