Francisco Barbachano
 Dicen que Pedro Sánchez
cuando llega de viaje,
habla en profundidad
con su adorada Begoña:
no te preocupes, le dice,
que va colando mi historia.
 
Soy un verdadero artífice
en disfrazar la verdad.
Cuando yo hablo enamoro
con mi verborrea sin par;
y es que yo siempre les digo,
lo que quieren escuchar.
 
Estate tranquila Begoña
que hay Moncloa para rato.
Mi gobierno progresista
es capaz de hacer milagros;
tan sólo por ser ministros
tienen plumas como pavos.
 
Convierten el blanco en negro
y siempre tienen razón;
Te muestran una sandía
y dicen que és un melón:
son ejemplares alumnos
de tú Pérez-Castejón.
 
Francisco Barbachano