Mossos d’Esquadra del Área Regional de Tráfico de la Región Policial Metropolitana Norte destinados al Grupo de Investigación y Documentación (GRD) denunciaron penalmente en el juzgado de Granollers a una mujer por falsificación de documento público tras una larga investigación que comenzó en diciembre y que terminó el 29 de enero. La mujer utilizó una matrícula falsa para evitar pagar las infracciones de velocidad, de hecho, en dos años desvió hasta 80 multas de radar por un valor de 8.000 euros.

Los investigadores sabían que un vehículo que había sido dado de baja desde el 2001 estaba acumulando multas de radar desde hacía dos años y que, de hecho, la matrícula del vehículo correspondía a una marca y modelo diferente al visionado en las imágenes del radar .

La investigación determinó que la placa que llevaba el vehículo infractor no era la originaria y relacionaron el vehículo con otra placa de matrícula en la que variaba un solo número, en concreto cambiaba un 9 a la real por un 7 a la falsificada .

Los agentes también observaron que el vehículo tenía unos tornillos en la placa de matrícula posterior que facilitaban el cambio de placa.

La mujer fue informada de esta irregularidad y fue denunciada penalmente por un delito de falsificación de documento público. Aparte, la infractora deberá abonar el importe de las 80 multas acumuladas que asciende a 8.000 euros debido a los 80 expedientes abiertos por exceso de velocidad.

El juzgado de guardia de Granollers se hará cargo de la instrucción de este hecho.