La reseña de la joven vallesana en el Institute of Artificial Gravity

Una joven de Sant Fost de 22 años, Anna Martínez Medina, se ha convertido en la única mujer – y en el miembro más jóven- del institute of Artificial Gravity, un organismo internacional, con sede en Barcelona, que persigue desarrollar tecnologías para simular los efectos de la gravedad en el espacio y facilitar, de esta manera, que la humanidad pueda habitarlo.

Anna vive en Sant Fost, ha finalizado el grado de ingeniería aeroespacial y este instituto se puso en contacto con ella para que formarà parte del equipo. Después de superar diversas pruebas la admitieron.

Anna tiene un currículum excepcional ya que a los 12 años pasó las pruebas Estalmat, de estímulo de talento matemático lo que le permitió ir durante dos años a la universidad de matemáticas de la UPC. Iba los sábados y lo campaginaba con sus estudios de primaria y secundaria.

La joven vallesana trabaja desde los 17 años para poder financiarse parte de sus estudios, ropa y gastos. Desde hace 4 años es voluntaria de la Cruz roja.