Una mujer de Montcada llamó este pasado fin de semana asustada a la policía después de que su hijo apareciera con un arma en casa

La Policía Local de Montcada i Reixac asistieron este fin de semana a una madre y a su hijo.

La mujer llamó asustada a la policía explicándoles que su hijo, con problemas, había llegado a casa con un arma de fuego y no sabía cuáles eran sus intenciones.

Rápidamente la policía del municipio se desplazó hasta el domicilio de la familia. Al llegar y llamar a la puerta no respondía nadie, un hecho que hizo preocupar a los agentes que se encontraban haciendo el servicio. Después de intentar acceder varias veces para comprobar qué estaba pasando, con «nervios y tensión», según indica el propio cuerpo, acabaron entrando por la fuerza en el piso.

Afortunadamente pudieron localizar al hijo y su arma larga, y pudieron comprobar que se trataba de un arma simulada y que no suponía ningún peligro.

La Policía Local le incautó el arma al joven.