Los Mossos d’Esquadra, conjuntamente con la Policía Local de Creixell detuvieron el pasado viernes a dos jóvenes, un chico de 25 años y una chica de19 años, vecinos de Barberà del Vallès, acusados de un robo con fuerza.

Lo curioso del caso, según relata el Diari de Tarragona, es que ambos fueron detenidos en el interior de una caravana del Càmping Sirena Dorada, en Creixell. Los Mossos d’Esquadra registraron la caravana en busca de objetos robados en diferentes viviendas o negocios de Creixell.

Los dos detenidos apunta este medio serían dos de las tres personas avistadas en un robo con fuerza en la avenida de Les Sínies en la madrugada del miércoles 17 julio.

El propietario del chalet se despertó poco antes de las 4 de la madrugada y vio que alguien removía los cajones del dormitorio. El ladrón, al verse sorprendido, salió de la casa y en la calle otras dos personas aguardaban. Los tres se marcharon del lugar a pie.

La identificación de dos de los tres sospechosos vistos por el vecino de Creixell coincidiría con la autoría de otros robos perpetrados en la localidad este julio. Por esta razón, Mossos los detuvo y los acusa (de momento) de un robo con fuerza.

El sábado fueron puestos a disposición del Juzgado de Guardia de El Vendrell y el juez decretó libertad con cargos.

Mientras este robo con fuerza consumado sigue su curso en los juzgados para acreditar la autoría a los dos jóvenes detenidos el viernes, Mossos intenta esclarecer otros hechos sin resolver de este mes de julio en la localidad del Tarragonès.

Hay denuncia de un robo silencioso el pasado día 7 en una casa. La vivienda tenía la puerta abierta (ola de calor) y el propietario denunció en la Policía Local la desaparición de una blsa de mano y dinero en su interior.

El día 9 dos jóvenes fueron vistos en el tejado de un supermercado de Creixell de madrugada. Entraron por una claraboya del negocio. El testigo describió al hombre y a la mujer y Mossos abrió una investigación.

El último delito previo al robo silencioso del pasado miércoles 17 de julio ocurrió el día antes en la residencia de la tercera edad que hay dentro de la localidad. En aquella ocasión, Mossos alertó a la Policía Local. Tres personas, dos hombres y una mujer, fueron vistos en esta tentativa de robo con fuerza. Las mismas que al día siguiente entraron en la casa de la avenida de Les Sínies.