La casa construida en un rincón de Montmeló

El Ayuntamiento de Montmeló puso en marcha el pasado viernes una curiosa iniciativa destinada a los niños del municipio. A través de sus redes sociales anunció que el «Ratoncito Pérez», el mítico personaje de recoge los dientes de los niños y los cambia por pequeños obsequios, se había instalado en un rincón del municipio.

El Ayuntamiento de Montmeló publicaba varias fotografías de la «casa del Ratoncito Pérez » y explicaba que «Desde hoy Montmeló tiene un nuevo vecino. El Ratoncito Pérez ha venido a vivir a nuestro pueblo y ahora estará más cerca de las casas donde nuestros niños y niñas dejen los dientes que les han caído bajo la almohada. Él las cambiará por caramelos y otros regalos».

La Casa del Ratoncito Pérez, sin embargo, no duró ni 24 horas. El sábado el mismo Ayuntamiento informó que alguien había destrozado la entrada de la casa. Según el Ayuntamiento, no parece que hubiera voluntad de dañar la casa, sinó que todo indica que es una acción «de alguien que quería llevarsela». Al intentarlo, pero, esta quedó destrozada.

Los servicios municipales volverán a reconstruir la casa del «Ratoncito Pérez» y en breve volverá a estar en su sitio.