Mapa del trazado del Cuarto Cinturón

El paso adelante anunciado por el Ministerio de Fomento en relación a su voluntad de seguir la construcción del Cuarto Cinturón no ha sido bien recibido por el Govern de la Generalitat, al considerar que se ha actuado de manera unilateral y se ha menospreciado la opinión del territorio en relación a esta infraestructura. La Vicepresidenta del Gobierno Soraya Saenz de Santamaria anunció la decisión de tirar hacia adelante la B-40 entre Terrassa y Granollers y posteriormente el Ministerio de Fomento explicó que ya había adjudicado el estudio informativo de este tramo.

El estudio informativo del trazado de 35 kilómetros que conectaría las dos capitales vallesanas se ha adjudicado por 1,1 millones de euros y será a partir de este documento que se podrá, posteriormente, licitar una obra valorada en más de 400 millones . El secretario de Infraestructuras Ricard Font se ha mostrado «sorprendido» por el anuncio y asegura que se ha hecho «sin escuchar ni dialogar con el territorio».

Según Ricard Font, además, la actitud del gobierno es aún más grave cuando es sabido que tanto la Generalitat como los consejos comarcales del Vallès Oriental y el Vallès Occidental han constituido una serie de grupos de trabajo para redactar un plan de movilidad que defina las necesidades reales de este territorio.

«Hay que estudiar qué influencia puede tener la línea orbital ferroviaria o el corredor mediterráneo, así como actualizar el modelo de movilidad de los dos Valleses», explicó. Para Font, sólo a partir de este documento se podrá definir una propuesta de conexión de la B-40. «Al menos hubiera estado bien consultarnos», espetó.

Ricard Font también ha insinuado que esta falta de búsqueda del consenso con el territorio puede estar expresamente buscada por el gobierno español para convertir la discrepancia sobre el trazado del Cuarto cinturón en «una excusa» para no hacer la infraestructura «.