Vista aérea de la losa que oculta las vias en Montmeló. Foto: Ajt. de Montmeló

Adif, la gestora de infraestructuras del Ministerio de Fomento, cerrará muy pronto una herida abierta en pleno centro de Montmeló. Aunque con mucho retraso finalmente urbanizará la enorme losa de cobertura de la infraestructura ferroviaria del AVE y de los trenes de Rodalies a su paso por el municipio. Según ha anunciada hoy Adif Alta Velocidad a los responsables municipales, la licitación se hará pronto. El coste de la obra será de 2’3 millones de euros.

» La licitación responde al compromiso de acometer la integración de la infraestructura ferroviaria en el municipio, con el fin de ofrecer a los vecinos un nuevo espacio de convivencia y de conexión entre los dos sectores situados a ambos lados del soterramiento», explican desde Adif.

Esta actuación, que ha sido definida y consensuada en todo momento con el Ayuntamiento y de acuerdo con la planificación urbanística vigente, se llevará a cabo en una superficie de 12.982 m2, en el espacio comprendido entre las calles de Lluís Companys y de Pompeu Fabra (incluida), en el centro del núcleo urbano de este municipio.

El proyecto prevé un conjunto integrado en el entorno, con la creación de una zona de juegos infantiles, espacios con graderíos y tierras, dos pérgolas de acero galvanizado (que se cruzarán entre sí y con el graderío), y una zona de calzada pavimentada en la calle de Pompeu Fabra.

Para ello, previamente, se ejecutará sobre la losa una capa de impermeabilización adicional a la ya existente para aumentar la estanqueidad del cajón ferroviario, trabajos de pavimentación, jardinería, instalaciones de iluminación y drenaje, colocación de bolardos de separación entre las calzadas y las zonas peatonales y la cubrición del hueco de ventilación de las vías con una rejilla tipo tramex. También se ha tenido en cuenta la disposición de las salidas de emergencia y pozos de  ventilación para  su   integración  en  la urbanización del entorno.

Además, sobre el borde de la losa y frente a la antigua estación ferroviaria se realizará una pequeña rampa y una escalera para el futuro acceso a la segunda planta segunda de este edificio.

Finalmente, también se llevarán a cabo actuaciones fuera de la losa, en la parte inicial de la calle de Miquel Biada y en el entorno de la calle del Primer de Maig.