Cataluña insegura

abril 13 07:20 2019 Print This Article
Alberto Villagrasa

España es un país seguro, un país de acogida y un polo de atracción turística importante a nivel mundial. Tanto el conjunto de ciudadanos de España como los turistas que nos visitan cada año, valoran positivamente la seguridad que hay en nuestro país. Pero tenemos una negativa excepción que es Cataluña en la que la inseguridad ha ido creciendo en los últimos años, especialmente en la ciudad de Barcelona y en el Área Metropolitana. Los datos reflejan esta realidad: las infracciones penales en España aumentaron un 4% del año 2017 al 2018; y Cataluña está muy por encima de la media con un subida del 11’63%. Estos datos reflejan que en Cataluña tenemos un problema de seguridad; un problema que en ciudades donde han gobernado partidos amigos de los antisistema, como la CUP o los satélites de Podemos, los índices de inseguridad se disparan: en la Barcelona de Ada Colau el aumento es del 20% y por ejemplo en Cerdanyola del Vallés, con un alcalde de la CUP, la subida es del 14’44%.

Para poder afrontar este problema hemos de tener en cuenta varias realidades, una es el tener al frente de una alcaldía a partidos que no creen en la policía y que tratan los problemas de seguridad con complejos y un falso buenismo que lo único que hace es empeorar las situaciones críticas de convivencia e inseguridad del municipio. Son gobiernos que no dan el apoyo político e institucional que necesita la policía para poder realizar su labor diariamente. La policía, especialmente la policía municipal, necesita el respaldo de su alcalde para poder actuar con garantías en situaciones de urgente necesidad. Con un alcalde de la CUP o cercano a los movimientos de Podemos o de Ada Colau, eso es imposible.

La otra realidad es la situación que viven los “mossos d’esquadra”. En el cuerpo de policía de los “mossos d’esquadra” hay grandes profesionales y con una gran vocación por el servicio público. Pero su problema ha venido por por algunos de sus responsables políticos, que a causa del “procés” independentista, algunos se creían que este cuerpo policial tenía que estar al servicio de la causa secesionista. Pero la realidad es tozuda y es la que es, y los “mossos” son un cuerpo de policía al servicio de la sociedad y garantes de hacer cumplir las leyes vigentes. Aun así, algunos dirigentes independentistas han estado más pendientes de intentar instrumentalizar la policía de Cataluña, en lugar de preocuparse de los problemas reales de seguridad que hay había en nuestras calles. Esta actitud de los presidentes de la Generalitat Puigdemont y Torra, y la del último Conseller de Interior, Miquel Buch; más la falta de medios materiales y humanos que necesitan los “mossos”, entre otros motivos, ha afectado directamente en la inseguridad ciudadana que sufrimos en las calles de toda Cataluña. Todo esto hace que, además de exigir la máxima seriedad y responsabilidad a los dirigentes del “Govern de la Generalitat” en los temas de seguridad y en la gestión del cuerpo de policía de los “mossos d’esquadra”, sea necesario una restructuración completa de la organización de los “mossos d’esquadra” que se adapte al territorio catalán y de respuestas a los problemas y necesidades que surgen en el día a día y a su vez, despojarlo de los vicios introducidos por los dirigentes políticos independentistas.

Alberto Villagrasa

Experto y analista en materia de seguridad ciudadana.  

  Article "tagged" as:
  Categories: