Tres jóvenes de Granollers juzgados por la brutal paliza que dejó paralítico a un joven de Montcada

febrero 02 09:09 2019 Print This Article
Sergio Marmol junto a su madre y su hermano poco después de salir del coma

Tres jóvenes de Granollers se sientan en el banquillo como presuntos autores de la brutal paliza que sufrió el joven de Montcada Sergio Mármol a la salida de una discoteca de Malgrat de Mar el 22 de noviembre de 2015. El juicio comenzó este jueves en la Audiencia de Barcelona y habrá una segunda sesión el próximo 4 de febrero.

En el banquillo se sientan tres jóvenes -uno de los cuales en prisión preventina desde hace 3 años y los otros dos hace un año- por un presunto delito de asesinato en grado de tentativa. La Fiscalía y la acusación particular piden un total de 14 años de prisión para cada uno de ellos y una indemnización de un millón de euros para Sergio, que estuvo seis meses en coma profundo y sufre graves secuelas físicas.

Inicialmente, tras la paliza que le propinaron a la salida de la discoteca de Malgrat, los Mossos d’Esquadra detuvieron a un total de 9 jóvenes todos ellos de Granollers. Tras su paso por los juzgados de Granollers para declarar, todos ellos fueron puestos en libertad excepto el principal encausado del que se decretó su ingreso en prisión. Tras otras declaraciones, otros seis jóvenes quedaron exonerados de ninguna responsabilidad en la paliza, pero otros dos ingresaron también en prisión.

La abogada del joven Sergio Marmol espera que durante el juicio se pueda demostrar que los tres acusados ​​son los presuntos autores de la agresión, que ha dejado a Sergio con unas graves lesiones neuronales irreversibles.

Sergio Mármol y su madre, Eva Hernando, declararán como testigos el día 4. Ambos hace mucho tiempo que esperan este momento para que se haga justicia, aunque, en declaraciones a la Veu de Montcada, coinciden en destacar que “ninguna sentencia podrá reparar todo el daño que nos han hecho “.

A final del año pasado, la madre denunció públicamente que recibe una pensión mínima para el cuidado de su hijo, el cual ha ganado cierta autonomía gracias a las sesiones de rehabilitación que le han permitido recuperar la capacidad del habla y de comer solo, aunque con dificultades. Hasta diciembre de 2017, Sergio Marmol se rehabilitaba en el sistema público de salud, pero fue dado de alta y la madre tuvo que pedir un préstamo para sufragar la continuidad del tratamiento en el Instituto Guttman.

Con el objetivo de ayudar a la familia, a lo largo de estos tres años, diferentes colectivos y personas a título individual han organizado varias iniciativas para ayudar a la familia. Diversas de ellas se realizaron en La Llagosta donde la familia había vivido y es muy conocida.

  Article "tagged" as:
  Categories: