Lo que no he perdido

by valles | diciembre 16, 2018 9:33 am

Que nadie se ofenda: el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba es un dechado de fascista por un frase que a la semana del 40 Aniversario de la Constitución como dice el Tango de Gardel veinte años [bis] no son nada. Rubalcaba ha dicho que la corrupción en elPSOE  de Felipe González se produjo por haber quitado los filtros de control del Antiguo Régimen porque no imaginaron que la corrupción ponía anidar en el gobierno socialista…

La deducción de esta opinión es que el Estado de Franco fue más limpio (no transparente) porque tenía más filtros burocráticos para evitar la corrupción institucional.

Para que nadie me acuse de franquista diré que la corruptela estuvo en la naturaleza del Régimen, en su génesis, cuando el 18 de Julio dio un golpe de Estado contra la República de todos conocido…

Esta corrupción de base fue más generosa cuando en 1986 la nueva España entró en la Comunidad Europea(entonces no era la UE) y Europa se volcó financieramente con España que llegó a su cenit en 1992 con la Expo primaveral de Sevilla, los Juegos Olímpicos de verano (Barcelona se levantó aplaudiendo a rabiar la comitiva abanderada por el príncipe Felipe), y el otoño Madrid capital cultural del Mundo. En esos seis años con dinero a espuertas a España no la reconoció ni su madre…

Como la felicidad nunca es completa:cuando se bajó el telón se alzó el talón de Aquiles de una crisis económica que nos retorno a esa España doliente…

El régimen socialista de mano de la crisis económica y de los cuatro jinetes de la Apocalipsis: el director general de la Guardia Civil, Luis Roldán; el contraterrorismo de ETA con los GAL organizado por las cloacas del Estado; el caso del virrey Alfonso Guerra, el hermanísimo del vicepresidente del gobierno, y Mariano Rubio, el presidente del Banco de España. Minaron, ante la opinión pública, la imagen del presidente sevillano…

Tres años después (1996) llegó la ‘derrota dulce’ de González a manos de un introspectivo José MaríaAznar que con la ayuda del atentado frustrado de ETA, el año anterior consiguió la misión imposible de derrotar a FG (como los atentados del 11-M consiguieron la sorpresiva victoria de ZP), y el otro milagro de la recuperación económica y la entrada el euro…

El origen de la corrupción de PP estuvo, a su vez, en el éxito de la privatización de las grandes empresas publicas (Telefónica, Repsol… que pasaron a ser multinacionales que prestigiaron el ‘milagro’ al exterior de la nueva España democrática, que tenía como imagen al rey Juan Carlos I), y la reforma de la Ley Urbanística que tenía como objetivo abaratar el precio de la vivienda…

A grandes trazos, ésta es la Historia de los últimos cuarenta años de España que parece haber perdido la Memoria. Yo he perdido otras cosas, pero no ella…

Roberto Giménez

Source URL: http://revistadelvalles.es/2018/12/16/lo-que-no-he-perdido/