Una mujer de Bigues i Riells inicia los trámites para que se la reconozca como nieta de Lluís Companys

noviembre 04 10:57 2018 Print This Article

Lídia Jiménez y su madre Montserrat Capdevila en un programa de televisión

Una vecina de Bigues i Riells ha iniciado los trámites ante el Registro Civil de Granollers para cambiar su apellido y el de su madre y que se las reconozca como descendientes del expresidente de la Generalitat, Lluís Companys. Se trata de Lidia Jiménez, hija de Montserrat Capdevila, una mujer que murió el pasado mes de agosto a los 86 años y que afirman que es la “hija secreta” del ex presidente catalán. Jiménez explica que su abuela y Companys se conocieron en Manresa cuando él se estaba separando de su primera mujer y que, fruto de aquella relación, nació su madre. La vecina de Bigues i Riells asegura que dispone de abundante documentación  en forma de cartas que Companys escribió a su amante que acredita la historia y que por ello no hará falta exhumar el cadáver para hacer las pruebas de ADN.

Jiménez afirma que cuando Companys estaba separando de su primera mujer conoció una joven de Manresa llamada Maria Antonia Bernardó y tuvieron una relación. Fruto de aquella relación, la joven que también estaba separada de su marido quedó embarazada de una niña, Montserrat Capdevila. Tener un hijo sin marido en aquella época no estaba bien visto por lo que optaron por tapar la historia. Dicen que de las cartas se desprende que Companys y Bernardó decidieron que la niña la criara la hermanastra de ella y su marido. También les dieron 100.000 pesetas para su manutención. Afirma la vecina de Bigues que durante los primeros años de vida de su madre Montserrat Capdevila,  Companys  la habría visitado varias veces. Cuando su madre se hizo mayor y se casó, el tío que le hizo de padre le dió como dote lo que había quedado de aquellas 100.000 pesetas. En total fueron 1.365 pesetas que fueron incautadas durante el franquismo. Este hecho marcó A Montserrat Capdevila, que entró a formar parte de la Agrupación de Perjudicados por la Incautación del Gobierno Franquista (APIGF).

La historia de Companys la descubrieron en 2013. Entonces Lidia y su madre , que ya estaba muy delicada de salud, hicieron analizar las cartas que el expresidente Companys habría escrito a María Antonia Bernardó y certificaron todo el material ante un notario.

  Article "tagged" as:
  Categories: