El juez devuelve a la Fundación Hospital de Granollers el control del parking de pago que perdió en 2017

julio 05 20:19 2018 Print This Article

La Fundación Hospital Asilo de Granollers está a punto de recuperar el control del parking del hospital después de un largo contencioso. El pasado 27 de junio, el Juzgado de primera instancia núm. 6 de Granollers ha dictado la sentencia que pone fin al contencioso entre la Fundación Privada Hospital Asilo de Granollers y la empresa PROURSA, en relación al contrato de explotación del aparcamiento del Hospital.

La sentencia estima la demanda de resolución contractual interpuesta por la Fundación contra PROURSA y declara extinguido el contrato con efectos del pasado 31 de diciembre de 2016.

El Juez condena a PROURSA a poner a disposición inmediata de la Fundación las instalaciones del aparcamiento, y a indemnizarla por su explotación indebida desde el 1 de enero de 2017 y hasta el momento en que sea entregado.

Por otra parte, la sentencia desestima íntegramente la demanda interpuesta contra la Fundación, y condena a PROURSA a pagar las costas del procedimiento judicial.

La Fundación ya ha requerido formalmente a PROURSA para que cumpla los pronunciamientos de la sentencia.

La Fundación Hospital Asilo de Granollers denunció en enero de 2017 a la empresa Promociones Urbanísticas del Vallès SA (PROURSA) porque, a pesar de haber terminado la concesión del parking hospitalario, no quisieron dejar la gestión . PROURSA ha tenido la concesión del aparcamiento los últimos 30 años y  en enero de 2017 la Fundación del hospital  quería asumir la gestión del aparcamiento para poder rebajar las tarifas, un tema que ha sido motivo de queja constante de los usuarios en los últimos años.

En 1984, el hospital otorgó por 15 años la explotación a la empresa que construyó el parking, pero la obra costó más de lo previsto y se decidió conceder diez años más de concesión. Después de estos 25 años, en 2011, para evitar entrar en pleitos por la confusión de los documentos que regían la gestión, se intentó solucionar el problema pactando con la empresa una prórroga de cinco más, pero con un canon. Esta próroga finalizó a 31 de diciembre de 2016 y la empresa intentó ampliarla por su cuenta. Esta decisión le saldrá ahora muy cara.

  Article "tagged" as:
  Categories: