La antigua fábrica de Bacardí de Mollet adquirida por un fondo inglés para construir un centro logístico

febrero 05 21:27 2018 Print This Article

La planta de Mollet  de Bacardí empleaba a 90 personas

La promotora británica Segro, sigue apostando por el Vallès Oriental para sus proyectos logísticos. Tras adquirir las antigua fábrica de Domar New Pol en Martorelles y construir un moderno parque logístico para alquilarlo al gigante del comercio electrónico Amazón, ahora ha adquirido las antiguas naves de Bacardí Martini en el polígono Can Magarola de Mollet. Las naves, que ocupan un espacio de unos 40.000 metros cuadrados serán también rehabilitadas por la empresa británica con el objetivo de que se pueda instalar un centro de distribución logística. La previsión, según ha informado la empresa es que las obras de adecuación de la nueva actividad puedan empezar el próximo año. Por el momento no se sabe qué empresa ocupará este nuevo espacio logístico y cuantos empleos aportará a la comarca. El proyecto de Amazón, cuya primera fase se puso en marcha el pasado septiembre en Martorelles, se prevé que cree 650 empleos en las tres fases en que está previsto su despliegue.

Según ha informado el Ayuntamiento de Mollet una vez conocida la intención de Segro para hacer esta inversión en Mollet, y después de una serie de conversaciones, el Ayuntamiento ha mostrado su predisposición a colaborar con esta nueva implantación empresarial en la ciudad, ya que, como comenta el alcalde Josep Monràs “siempre hemos estado abiertos a ser receptores del crecimiento y la expansión económica cuando ésta ofrece la posibilidad de generar empleo y oportunidades para los ciudadanos de Mollet”.

Desde la compañía, su director en España, David Alcázar, comentó que “nuestra prioridad es elegir ubicaciones estratégicas en las zonas más dinámicas de Europa, y este es el caso de Mollet”. Alcázar ha añadido que “el objetivo es crear y desarrollar almacenes innovadores de alta calidad construyendo edificios de clase A medioambientalmente responsables para la distribución urbana y logística”.

La planta de Bacardí de  Mollet del Vallés dejó de producir en el año 2016 después de un ERE que dejó en la calles a 82 personas. El año pasado, la firma también trasladó sus actividades logísticas a Guadalajara y trasladó el personal administrativo a Barcelona. Seguidamente puso a la venta toda la factoría.

 

  Article "tagged" as:
  Categories: