Siete piedras para recordar a los siete vecinos de Granollers deportados a los campos de concentración nazis

by valles | enero 26, 2018 2:51 pm

[1]

Las piedras se colocarna en el último domicilio conocido de los deportados

El próximo domingo día 28 de enero se hará un acto de homenaje, a los siete vecinos de Granollers que fueron deportados a los campos nazis, conocidos hasta la fecha de hoy. Su identidad ha sido desvelada a partir del trabajo de investigación “Els vallesans en els camps nazis” de la granollerense Núria Sala i Ventura, que ha sido completado con la investigación realizada desde el Archivo Municipal de Granollers y del Centro de Cultura para la Paz. Todos ellos tienen en común, además de su trágico destino, el compartir un mismo contexto histórico la República, la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial.

La fecha elegida para recordar estas personas no ha sido elegida al azar. Se hace la misma semana en que se rememora el Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto y, al mismo tiempo, ejercerá de punto de partida de los actos de conmemoración del 80º. aniversario del bombardeo de Granollers.

El homenaje se concretará en el denominado proyecto Stolpersteine. Las Stolpersteine ​​(palabra alemana que significa “piedra que hace tropezar”) son unos pequeños adoquines cubiertas con una hoja de latón con los datos grabados de cada persona deportada, que se colocan en el pavimento de delante de su última dirección conocida. Se trata, pues, de un proyecto que relaciona arte y memoria ya que cada Stolpersteineret homenaje a una víctima del nacionalsocialismo. Cada piedra es única y hecha especialmente a mano, como gesto de respeto y humanidad, que quiere contrastar con el exterminio industrializado de los nazis.

El creador de este homenaje es el artista alemán Günter Demnig, que ha sido invitado por el Memorial Democrático de la Generalitat de Catalunya y los ayuntamientos de Girona, Sabadell, Granollers, Olesa de Montserrat, Els Guiamets, además de Cervera y otros municipios de la Segarra, para colocar las Stolpersteine ​​en sus municipios respectivos. Con estas adoquines, Demnig quería hacer devolver de manera simbólica a su vecindario todas aquellas personas deportadas muchos años después de haber desaparecido. Actualmente ya hay más de 50.000 Stolpersteine ​​en 21 países de Europa como Austria, Bélgica, Croacia, la República Checa, Francia, Italia, Hungría, Luxemburgo, Países Bajos, y por supuesto en Alemania, donde se han colocado a más de un millar de localidades. En Cataluña ya se habían colocado en Navàs, Igualada, Manresa y Castellar del Vallès.

Günter Demnig, estará en Granollers el próximo domingo día 28, para colocar cada Stolpesteine ​​a partir de las 9 horas empezando por los alrededores del c. Tarafa, (90-92) donde vivía Josep Pibernat. Seguirá el recorrido hasta la calle de Girona, ante el campo de fútbol, ​​donde vivía Artur Masjuan; luego seguirá hasta la calle Josep Umbert, junto a la estación de autobuses (última dirección conocida de Pere Giner); seguidamente se desplazará hasta  la calle Álvarez de Castro (esquina con la c. Francesc Macià) donde vivía Francesc Abelló; después se irá hasta la calle Ricomà, 53 (donde vivió Francesc Mompart) y, a continuación,a la calle Sant Jaume, 57, último domicilio Miquel Jané, y el acto terminará en la plaza de las Olles donde vivía Josep Pont. Alrededor de las 11.30 h tendrá lugar una recepción a los familiares de las víctimas en el Ayuntamiento de Granollers.

Endnotes:
  1. [Image]: http://revistadelvalles.es/wp-content/uploads/2018/01/pedresqensopeguen.jpg

Source URL: http://revistadelvalles.es/2018/01/26/siete-piedras-para-recordar-a-los-siete-vecinos-de-granollers-deportados-a-los-campos-de-concentracion-nazis/