¡A las penas, “puñalás”!

septiembre 29 08:14 2017 Print This Article

Francisco Barbachano

Ante un diagnóstico adverso
lo mejor que puede hacerse
es procurar mantenerse
grande como el Universo;
que de poco o nada sirven,
lamentos o lloriqueos.

Ante las adversidades
sobran desfallecimientos:
plantar cara és lo propio
y, si se cree, algún rezo.
Que todo ayuda en la vida
y distrae el pensamiento.

Nada de tabúes falsos
engañosos y embusteros;
que eso es propio de cobardes
atrapados por el miedo.
¡A las penas, “puñalás”!,
como dice el refranero.

Ya se que es fácil decirlo
y nada fácil hacerlo;
pero miren, se me antoja,
que ello és un buen consejo.
o sea que, lo mejor,
es aplicarse al cuento.

Francisco Barbachano

  Article "tagged" as:
  Categories: